COMO QUEDAR BIEN REGALANDO FLORES Y REGALAR UN DISFRAZ PARA LA OCASIÓN

in BLOG/COSAS/FLORES by

Como quedar bien obsequiando flores y obsequiar con un disfraz para cada ocasión. 

El e-commerce pone la presencia internacional al servicio de los usuarios y de las empresas. Ya no hay distancias entre familiares y amigos, no existen a la hora de regalar. Por poner algún ejemplo de como ya no hay fronteras para los regalos, en los últimos meses, desde el Reino Unido se han efectuado más de mil pedidos al día para entregar ramos de flores en España. Y desde Francia se han mandado unos cuatrocientos ramos diarios, así como desde Italia, más de doscientos. Hasta de México hemos recibido flores los españoles y españolas. Y todo gracias a las webs y empresas que se dedican a los regalos y las flores y su presencia online.

El e-commerce y las empresas de regalos han podido dar un gran salto con su presencia internacional y pueden enviar a cientos de países. Han podido suprimir las distancias entre familiares y amigos. Ahora si quieres regañar flores o quieres, que se yo, regalar algo para Halloween, buscas comprar disfraz y te encuentras con los sitios especializados en envíos de regalos.

Los hombres también aprecian las flores y los regalos bellos.

Lo masculino y lo femenino ya no es lo que era. Para bien y para mal. En cualquier caso ya nadie es tan riguroso como antes a la hora de entender que es un regalo para hombre o para mujer. A no ser que se trate de una persona sexista y anticuada. Se puede regalar una flor o varias a un hombre. Sabemos estimar el simbolismo romántico, también somos sensibles y sentimentales.

Los hombres de hoy estamos tan interesados en el deporte y la política como por el arte, la moda, y hasta la decoración y la belleza estética. Estas cosas ya no son un coto privado de mujeres, afortunadamente. Las flores pueden jugar un papel esencial como regalo natural en cualquier ocasión, y en especial para la decoración del piso de cualquier hombre.

Una famosa cantante tiene por costumbre regalar flores a sus músicos y bailarines. Precisamente uno de esos bailarines que trabajó con ella en el último vídeo quedó gratamente impresionado cuando la artista le envió un bonito ramo de flores en agradecimiento a su eficaz trabajo. Él lo ha revelado mediante su cuenta de Instagram publicando el bonito ramo de flores blancas que ha recibido de arte de la artista, al lado de una nota en la que se puede leer: “Gracias por guardar nuestro secreto. Me siento muy orgullosa de lo que hemos hecho juntos y espero que tu también. Os envío mi amor y gratitud. Taylor”.

Y en cuanto a regalar flores, hay una historia que os quiero contar, por lo entrañable. Es la historia de Danny, que he conocido en Facebook.

Una noche, Dani compró un girasol, para ponerlo en el limpiaparabrisas de alguien de quien esta enamorado. Pero lo pensó dos veces y decidió no hacerlo por el hecho de que solo habían tenido una cita, y tal vez iba a parecerle a la chica que el regalo era demasiado precipitado. Así es que a la mañana siguiente Dani se llevó el girasol con la pretensión de obsequiarlo a alguien por el camino al trabajo, antes que se marchitara.

Mientras estaba sentado tomándose un café vio a una mujer leyendo algo con lágrimas en los ojos. Fue tal y como si el girasol tuviese un imán hacia ella, pues en ese instante supo que era a ella a quien iba a obsequiar con la flor. Antes de que pudiese ni tan siquiera dársela, esta completa extraña se abalanzó sobre sus brazos con lágrimas en los ojos, tal y como si fuera alguien a quien había amado, y perdido. Estaba llorando pues su prometido había fallecido la semana anterior y solo unos meses antes de su boda. En su primera cita, le llevó un girasol, y desde ese momento, siempre le obsequió girasoles, jamás rosas, porque él le decía siempre que era la luz de su vida.

El relato de Dani me conmovió tanto como probablemente a ti que estás leyendo esto ahora. Jamás puedes imaginarte como un simple hecho, el de obsequiar algo a alguien, pueda suponer tanto. La vida consiste en obsequiar y estar al servicio de los demás, y disfrutar de ello. Es el mejor regalo que podemos darnos a nosotros mismo. ¿Has pensado alguna vez por que razón nos sentimos tan bien cuando hacemos algo bueno por alguien?

Si en vez de presumir de las cosas materiales que nos compramos, coleccionáramos regalos y favores a los demás, y presumiéramos de ellos, qué mundo tan distinto tendríamos…

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario