Cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones 1

Cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones

in FLORES ONLINE by

Cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones

¿Cómo regar plantas en verano? ¿Sabes cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones? ¿Cuántas veces hay que regar las plantas de interior?

La oscuridad es el primer gran oponente de las plantas de interior. Es lo primero que debemos de tener en cuenta cuando queremos saber cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones, cosa por otra parte que, desgraciadamente suele ser habitual. Otra cosa fundamental es que vamos a tener que dejar luz natural en, cuando menos, la estancia en que se queden las macetas. Resulta que para que estos seres vivos puedan efectuar la fotosíntesis lo anterior es esencial.

Si se quedaran en penumbra perderían las hojas y nos las hallaríamos asquerosas a la vuelta, o peor aún… muertas. Como seres dependientes que son, las plantas ‘caseras’ precisan unos cuidados incesantes, asimismo o más en vacaciones. Así pues consultamos a los especialistas de una floristería en Pamplona a la que habitualmente recurrimos cuando queremos saber todo de cómo regar las plantas.

¿Cuántas veces hay que regar las plantas de interior?

Parece ser que debemos tener mucho cuidado con recomendaciones del tipo: regar un par de veces a la semana, regar cada 3 días… Porque hay tantas variables que al estimar ser metódicos podemos terminar con la vida de la planta. Para saber si una planta precisa agua, lo mejor es tocar la superficie de la tierra en la que se halla.

Para sostener la humedad, hay una fácil solución. Son los riegos automáticos, Pero tenemos que asegurarnos de que funcionan bien no vaya a ser que no funcionen como debe ser y al regresar nos hallemos con un inconveniente más esencial de unas plantas muertas. El poder de la lluvia es un recurso al nuestro alcance. Que sea el agua del día precedente, ya que como está descansada tiene menos cloro, y es mejor que la del grifo para regar las plantas. La perfecta sería la recogida de la lluvia, para que nuestras plantas medren robustas y a mayor velocidad.

Cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones
Cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones

¿La razón?, por su oxígeno, que favorece el desarrollo veloz de las raíces. De entrada, en verano las plantas de interior no precisan humedad extra, porque prosiguen a temperatura prácticamente constante. No obstante, en jardines o bien macetas de exterior, es mejor no humedecer las hojas cuando haya sol, por el hecho de que con el agua se generaría un efecto invernadero y se quemarían. Las hojas que primero se secan son las viejas. 

Para saber de qué manera actuar con estos seres vivos, aconsejo observarlas detenidamente. A las plantas más que hablarlas hay que escucharlas, por el hecho de que ellas mismas nos expresen qué les pasa. Si tienen las hojas deslustradas y cara abajo van a querer decirnos que les falta agua.

Cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones
Cómo evitar que las plantas se mueran en vacaciones

De qué forma cuidar plantas de interior para que no se te mueran

Tanto si se te resisten las plantas de interior tal y como si buscas formas simples de naturalizar tu hogar, debes tener en consideración algunos aspectos ya antes de ponerte manos a la obra. Uno de los fallos más habituales en el momento de seleccionarlas es guiarse sólo por criterios estéticos y ponerlas sin ton ni son. No debemos olvidar lo más básico: exactamente en qué entorno vivirán, y en qué sitio de la casa las pondrás y tu grado de implicación.

Con la llegada del calor, el que más y el que menos acostumbra a tomarse unos días de vacaciones. Para desconectar de la rutina, ciertas personas prefieren emplear estos días para viajar.

Mas, ¿qué hacemos con nuestras queridas plantas?

Para uno de los procedimientos solo precisamos una botella de vino y el tapón de corcho. Lava bien la botella y el corcho. Con la ayuda de un taladro, perfora con una broca fina el tapón. No debes hacer un orificio grueso, en tanto que sino más bien el agua se va a vaciar muy rápido; lo justo a fin de que el agua salga gota a gota. Ahora llena la botella de agua, ponle el tapón y déjala boca abajo en la maceta. Si te marchas bastante tiempo, lo mejor es que alguien de tu confianza te riegue las plantas. 

Cuidados básicos: Trasplantarlas periódicamente

Las plantas son seres vivos que, conforme van medrando, precisan más espacio para poder desarrollarse. A consecuencia de ello, es necesario pasarlas periódicamente a macetas más grandes con tierra nueva. Si no puedes hacerlo por carencia de espacio o bien otros motivos, una de las cosas que puedes hacer es reducirlas a fin de que prosigan estando agradables.

Primero, recorta un tanto la longitud de las ramas, como la cantidad de ellas a fin de que tengan espacio. Entonces, saca la planta del tiesto y recorta un tanto asimismo la base y el contorno de la masa que han formado las raíces. Y por último, vuélvela a plantar agregando tierra nueva. Cuidar una planta demanda una responsabilidad, de la que no siempre y en toda circunstancia estamos mentalizados.

En muchas ocasiones tener una planta puede ser un primer paso, ya antes de proponernos, por servirnos de un ejemplo, tener una mascota. Tener una planta, en verdad, es buena forma de volvernos más incesantes y disciplinados, aparte de ponernos el reto de encarar nuevas responsabilidades. Desde este punto de vista, el cuidado de una planta te deja amontonar experiencias no solo comportamentales, sino más bien emocionales.

Es por este motivo que otra de las cosas que debemos proponernos es si esa planta la tenemos porque tenemos una motivación y un compromiso, o bien si se trata de un capricho pasajero. Si ya estamos motivados y lo tenemos claro, solo nos falta saber qué planta escoger para cada ambiente y qué cuidados van a ser los que evitarán que se nos seque.

Sepamos que hay plantas de interior que precisan poca agua, con lo que lo aconsejable es regar bien y dejar secar el sustrato y no regar otra vez hasta el momento en que se haya secado bastante.

Por otro lado, asimismo es común regarlas poco y hacer enfermar la planta, que nos informará perdiendo sus hojas. En ocasiones las plantas asimismo nos dicen cosas, si bien sea a su forma, y no está de sobra escucharlas. Del mismo modo, asimismo va a haber que tomar en consideración ciertos cuidados singulares como limpiar las costras de cal que salen en la parte superior de la maceta cada múltiples meses.

En plantas de interior, pulverizar las hojas, asimismo con agua destilada, para elevar el grado de humedad. En las casas cerradas el nivel de humedad acostumbra a ser bajo.

Existen ciertos estudios que apuntan a que sí puede ser bueno para la planta, hablarles, leerles algo o bien aun ponerles música. Sobre todo cuanto precisa una planta es atención, fijarnos en cómo está y acoplar nuestros cuidados conforme las necesidades que vayamos observando. Del mismo modo va a haber que estar pendiente de mudar la maceta cuando esta se quede pequeña y de recoger las hojas secas.

Si somos desmemoriados, hay plantas como las sansevierias, las zamioculcas, las dracaenas o bien los cactus, que viven con poca agua y por consiguiente nos dejan más margen de error. Esencialmente hay que regarlas bien una vez y no  hacerlo hasta el momento en que se haya secado plenamente el sustrato. Del mismo modo, si en nuestra casa hay poca luz deberemos descartar las de flor y adquirir una planta verde.

Si nos agrada una planta, que hemos visto en otra casa o bien en un jardín, tenemos que tomar en consideración que esa planta esté o bien no en nuestra zona climática. Por servirnos de un ejemplo, si vamos de vacaciones a Canarias y vemos plantas tropicales en jardines, deberemos meditar que prácticamente seguro no aguantarían el frío de Cuenca.

82 / 100 Puntuación SEO

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta